Un paseo por el centro de León.


León es una ciudad pequeña, pero excepcional en su patrimonio. Su magnífica catedral, considerada el mejor templo gótico del país, es el punto de partida de este recorrido por el centro histórico, que también se detiene en la colegiata románica de San Isidoro y en las callejuelas del Barrio Húmedo, llamado así por sus tabernas. La ruta continúa después hasta el MUSAC, el museo de arte contemporáneo, que se sitúa en las riberas del río Bernesga donde está creciendo el nuevo León.

catedral leon



La plaza Regla es el lugar idóneo para iniciar la visita del núcleo antiguo y al mismo tiempo contemplar la imponente catedral, coronada por decenas de pináculos. El templo, conocido como Pulchra leonina por la armonía de sus líneas, fue edificado entre los siglos XIII y XVI. Su fachada, de gran riqueza escultórica, es la antesala de lo que espera en el interior: un espacio austero, iluminado por tres rosetones de ocho metros de diámetro cada uno y 31 vidrieras, las más antiguas del siglo XIII. Según sea la hora del día, la luz cubre el interior de tonalidades distintas, así que lo mejor es verla al menos por la mañana y otra vez con el ocaso, aprovechando las visitas nocturnas que organiza la oficina de turismo.

catedral leon


Desde la catedral es fácil acceder a la calle Ancha,  una de las arterias más comerciales del centro. En ella desembocan las callejuelas medievales (antes la judería) del popular Barrio Húmedo, donde los leoneses y visitantes se encuentran para tomar unas tapas y unos chatos de vino. Hay establecimientos para todos los gustos, desde mesones de comida tradicional a restaurantes de nuevas tendencias y tabernas de toda la vida especializadas en tapas de patata y de garbanzos, en croquetas y en jamón.
Paso a paso por el León medieval se atraviesan calles con nombres de oficios artesanales, como Zapaterías, Herreros o Panaderos. Es un placer deambular por ellas mientras se contemplan casas antiguas y pequeñas iglesias como las de San Martín (siglo XI) y Santa María del Camino (XII). Esta última se halla en la plaza del Grano, tal vez uno de los rincones con más encanto de León. La plaza conserva su aspecto medieval gracias al suelo empedrado y a los soportales del siglo XVI; en el centro hay una fuente con dos ángeles que representan a los ríos Bernesga y Torío.

barrio humedo leon


A través de estos callejones, muchos peatonales, se llega a la plaza Mayor, donde se instalan los mercados ambulantes y el rastro de los domingos. Allí se sitúa el antiguo Ayuntamiento, mientras el actual ocupa un palacio barroco de la plaza de San Marcelo, otro de los espacios animados de León, donde se celebran las ferias y fiestas en días señalados. También es un lugar para tomar algo en un a de sus terrazas y contemplar otros edificios de la plaza como la iglesia de San Marcelo y el palacio de los Guzmanes, ambos del siglo XVI.

plaza mayor leon


Como contraste a este conjunto, y a un paso de San Marcelo, está la casa Botines, construida por Gaudí en 1891 en estilo modernista y con aspecto fortificado. Frente al edificio hay una escultura en bronce del arquitecto, sentado en un banco y escribiendo en un cuaderno.

casa botines leon


No se puede abandonar el centro leonés sin visitar la colegiata de San Isidoro, uno de los edificios más representativos del románico en España. Fue construida entre los siglos XI y XII, junto a las antiguas murallas romanas. Su interior guarda el Panteón Real, donde yacen reyes, infantes y condes. La joya del conjunto son sus frescos, que han sido denominados la Capilla Sixtina del románico español.
En la plaza de Santo Domingo, que divide el casco antiguo de la ciudad decimonónica, arranca la Gran Vía. Este bulevar lleno de comercios conduce al Hostal de San Marcos, hoy Parador de Turismo, cuya fachada está llena de filigranas de piedra.

colegiata de san isidoro


Otra opción desde la plaza de Santo Domingo es tomar la Avenida de Ordoño II y admirar sus casas modernistas. Es la vía más directa para llegar al río Bernesga y dar un paseo por los jardines de la Condesa de Sagasta. El curso del Bernesga acompaña hasta el Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC). Cuando se inauguró en 2005 su fachada de colores fue un soplo de aire fresco para León, y su colección vanguardista se convirtió rápidamente en una visita ineludible. Cerca se puede admirar otro edificio interesante, el innovador Auditorio.

musac leon

1 comentario:

  1. Blogging is the new poetry. I find it wonderful and amazing in many ways.

    ResponderEliminar